La Guardia Civil esclarece el asesinato de un ciudadano sueco ocurrido el pasado mes de agosto en Mijas

¡Compártenos!
  • 392
  •  
  •  
  •  
  •  
    392
    Shares

Remove the row

Column: 1

 

Column: 2

Los sicarios llegaron a Málaga procedentes de Suecia un día antes de cometer el asesinato y fueron detenidos pocas horas después de ejecutarlo cuando intentaban huir a Marruecos. Han sido detenidas 8 personas en España y Suecia relacionadas con los hechos

Mijas, 23 de noviembre de 2018

La Guardia Civil en colaboración con el Departamento Nacional de Operaciones de la Policía Sueca han llevado a cabo la operación “Tijereta”, que se ha desarrollado en varias localidades de España y Suecia,

En el operativo se ha esclarecido el asesinato de un varón y las torturas e intento de asesinato de otro desarticulando una importante organización criminal asentada en Suecia.

Se han detenido a 8 personas -6 en España y 2 en Suecia-, todos ellos pertenecientes a un grupo criminal organizado dedicados al narcotráfico y al blanqueo de capitales afincadas en Suecia, que operaban en España y en otros países europeos. A los detenidos se les imputan los delitos de detención Ilegal, torturas, asesinato, tráfico de drogas, asesinato en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas, pertenencia a organización criminal y robo de vehículo.

En la operación se realizaron varios registros domiciliarios siendo  intervenidos cinco vehículos de alta gama, dos fusiles de asalto AK-47 (Kalashnikov), una pistola, abundante munición, un chaleco antibalas, más de 15.000 euros,13.000 coronas suecas, tres relojes valorados en 120.000 euros y multitud de efectos relacionados con la investigación.

La huida de uno de los rehenes precipitó el asesinato

La investigación desarrollada por los agentes determinó que las dos víctimas -de nacionalidad sueca- fueron engañadas por sus ejecutores para conducirlos hasta el interior de un chalet ubicado en la localidad de Mijas. Allí, los abordaron y maniataron con bridas y cinta americana sometiéndolos a torturas durante horas, con la intención de conseguir información sobre una importante partida de droga.

En un momento de distracción de los agresores, mientras les torturaban, una de las víctimas pudo deshacerse de sus ataduras y escapar de la vivienda. Al percatarse de este hecho los captores ejecutaron a la otra víctima con varios disparos y emprendieron la huida utilizando para ello el vehículo de la persona asesinada. Este vehículo fue abandonado e incendiado en una calle de la localidad de Fuengirola con la intención de dificultar la investigación policial.

Tras la identificación del cadáver los investigadores concluyeron que detrás del crimen se encontraba una importante organización criminal delictiva dedicada al narcotráfico asentada en Suecia, con importantes ramificaciones en varios países, incluido España y más concretamente la provincia de Málaga.

Por ello, la Guardia Civil estableció contacto, e intercambió información y datos recogidos en la escena del crimen, con la Policía Sueca.

Los investigadores averiguaron e identificaron a los autores, que habían llegado un día antes de cometer el asesinato desde Suecia siendo detenidos en la localidad de San Roque (Cádiz), cuando se dirigían al puerto de Algeciras con la intención de embarcar en un ferry con destino Marruecos.

La víctima mortal era el líder de una organización criminal dedicada al narcotráfico en Suecia por lo que el móvil del crimen sería un presunto ajuste de cuentas entre bandas rivales.

Desarticulada toda la organización

A raíz de las primeras detenciones en la localidad de Benahavís (Málaga) fue detenido otro de los componentes de este grupo criminal, -de nacionalidad marroquí-, en la localidad de Marbella (Málaga). De igual modo se detuvo a otra persona que tuvo un destacado papel en la planificación y dirección de la ejecución asumiendo el rol de uno de los cabecillas de la organización criminal que se ha desmantelado.

De manera coordinada y simultánea con esta detención, la policía sueca procedió a la detención, en su país, de otro individuo vinculado con los hechos, al que se le incautó un arma corta de fuego dispuesta y dos fusiles de asalto Kalashnikov.

A principios de este mes se obtuvieron nuevas evidencias de la implicación de otro individuo, de nacionalidad sueca, en la consumación del asesinato investigado, por lo que se cursó la correspondiente requisitoria a dicho país, siendo detenido por  la policía sueca y estando prevista su entrega a las Autoridades Judiciales españolas.

Igualmente se han materializado dos Órdenes Europeas de Detención y Entrega contra dos de los responsables que se encontraban en Suecia.

La investigación ha sido desarrollada de manera conjunta por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, de la Comandancia de Málaga y por el Departamento Nacional de Operaciones (N.O.A.) de Suecia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *